sábado, 28 de enero de 2012

Verdi - Requiem


Requiem (Verdi) - Wikipedia



La misa de réquiem es una composición sacra de Giuseppe Verdi de 1874 para coro, voces solistas y orquesta. Requiem proviene de la primera palabra del texto, que comienza con Requiem aeternam dona eis, Domine, es decir, "les conceda el descanso eterno, Señor".

  Origen

 
  Alessandro Manzoni, en cuyo honor se compuso el Requiem
 
Title page of Giuseppe Verdi's Messa da Requiem; first edition (1874), Casa Ricordi
The first performance of the Verdi Requiem at La Scala on 25 May 1874, drawn from life. 
Artist: Osvaldo Tofani (1849-1915). Engraved by Baldi. Publication: Illustrazione Universale, Milan 1874
Tras el éxito de Aida, Verdi se retiró durante un largo periodo (hasta 1877, con Otelo) de la composición operística. No se retuvo, sin embargo, de componer otro tipo de obras y la más importante de este período es la Misa de Requiem (a veces llamada simplemente Requiem).
De hecho, pensaba desde hace algún tiempo componer una en colaboración con Gioachino Rossini (conocida como la Misa de Rossini). La muerte de Rossini en 1868 impidió terminarla.
Verdi quedó muy impresionado por la muerte de su compatriota Alessandro Manzoni, que se produjo en 1873. Manzoni, como Verdi, estaba muy comprometido con la unidad de Italia llevada a cabo unos años antes, compartiendo con él los valores típicos del Risorgimento, la justicia y la libertad. Su muerte, por lo tanto, supuso una oportunidad para hacer realidad el viejo proyecto de componer, esta vez toda la misa.
El Libera me Domine lo obtuvo de la Misa de Rossini. El réquiem de Verdi se ofreció a la ciudad de Milán representándose en el primer aniversario de la muerte de Manzoni en 22 de mayo de 1874, en la Iglesia de San Marcos de Milán. El éxito fue enorme y la fama de la composición superó las fronteras nacionales.
En 1875 Verdi hizo una revisión de la porción denominada Liber scriptus.


Interpretación del Requiem de Verdi en el Polo Grounds de Nueva York, 1916.


  Subdivisión
La obra se estructura en siete movimientos de diferente duración:
  • Requiem y Kyrie (cuarteto solista, coro)
  • Dies Irae
    • Dies Irae (estribillo)
    • Tuba Mirum (bajo y coros)
    • Mors stupebit (bajo y coros)
    • Liber scriptus, (mezzo-soprano, coro)
    • Quid sum miser (soprano, mezzo-soprano, tenor)
    • Rex tremendae (solistas, coro)
    • Recordare (soprano, mezzo-soprano)
    • Ingemisco (tenor)
    • Confutatis (bajo, coros)
    • Lacrymosa (solistas, coro)
  • Domine Jesu (Offertorium) (solo)
  • Sanctus (Doble Coro)
  • Agnus Dei (soprano, mezzo-soprano, coro)
  • Lux Aeterna (mezzo-soprano, tenor, bajo)
  • Libera Me (soprano, coro)
  Grabaciones históricas
Hay dos grabaciones de la Misa de Requiem de Verdi dirigidas por Arturo Toscanini:
Coro ed orchestra del Teatro dell'Opera di Roma Maestro del coro Giuseppe Conca Maestro concertatore e direttore Tullio Serafin Recorded August 1939, in the Teatro dell'Opera.
Milan Teatro alla Scala Chorus Milan Teatro alla Scala Orchestra
  • De las más recientes, con excelente reparto, esta la del director Claudio Abbado, del 2001:
Verdi - Requiem / Angela Gheorghiu, Roberto Alagna, Daniela Barcellona, Julian Konstantinov
  Véase también
  Referencias
Notas

 «eldiariomontanes.es». Consultado el 18 de agosto de 2011.

FESTIVAL INTERNACIONAL DE SANTANDER

La actividad del Festival se traslada también hasta el III Nansa Intercultural, que propone en su jornada de apertura los ritmos colombianos del sexteto Son de Negro

02.08.10 - 00:28 - MARTA SAN MIGUEL | SANTANDER.

  1.  «elpais.com». Consultado el 10 de abril de 2011.

Mil y un 'Requiem' por Verdi en Italia
Parma toma las riendas de la conmemoración del centenario de la muerte del compositor
LOLA GALÁN Roma 28 ENE 2001
Ayer se cumplieron cien años de la muerte de Giusseppe Verdi, un creador que revolucionó los aspectos técnicos de la ópera con una expresividad teatral que continúa seduciendo y conmoviendo a todos los públicos con la fuerza del primer día. Verdi sigue siendo uno de los compositores más representados, pero este año los grandes teatros del mundo han multiplicado sus títulos. Italia vivió ayer una jornada verdiana sin precedentes y en España los dos actos más destacados fueron un maratón en el que se escucharon fragmentos de todos los títulos verdianos en el Liceo de Barcelona y una versión de la Misa de Requiem, dirigida por Luis Antonio García Navarro, en el Teatro Real de Madrid.
Las notas de la Misa de Requiem de Giuseppe Verdi, compuesta en memoria del escritor Alessandro Manzoni, sonaron ayer de un extremo a otro de Italia, interpretadas por las principales orquestas del país en homenaje al compositor fallecido el 27 de enero de 1901. Con el Requiem comienza oficialmente el Festival Verdi, una verdadera orgía de celebraciones, homenajes y representaciones de las obras del músico italiano más famoso de todos los tiempos. Parma, capital del ducado del mismo nombre donde nació el compositor en 1813, que ha invertido miles de millones de liras en el evento, acogió ayer en la catedral una versión del Requiem, dirigida por el ruso Valery Gergiev, que tuvo como invitado al presidente de la República italiana, Carlo Azeglio Ciampi.
Italia entera de tiñó de Verdi, un compositor que resume para los italianos una identidad nacional siempre necesitada de confirmaciones. Se escucharon las notas de la famosa misa en la basílica de San Marco de Milán, -donde se estrenó por primera vez en 1874-, ejecutadas por la orquesta de la Scala a las órdenes de Riccardo Muti. Todo el país pudo escuchar la interpretación a través de radio Rai3 que la retransmitió en directo dentro del programa de 36 horas dedicado al compositor bajo el título Sempre Verdi.
Resurrección cultural
En directo, se ejecutó también en la iglesia de Santa María de Trastévere, en Roma, en Génova y en decenas de otras ciudades italianas más, como preámbulo a la gran cita de Parma, donde la solemne interpretación fue transmitida en directo por la Radiotelevisión Pública italiana. En Busseto, el pueblo de Verdi, de sólo 5.000 habitantes, que cuenta con un diminuto teatrito, el director de cine Franco Zeffirelli puso en escena una versión miniatura de Aida, la ópera triunfal del compositor, confirmando la decisión de los vecinos de no dejarse avasallar por Parma.
La rica ciudad del Norte, conocida por sus delicias gastronómicas, está dispuesta a echar el resto para hacer del Festival Verdi un motor de resurrección cultural (y económica) tras años de declive. El Estado italiano, la región Emilia-Romagna, y el ayuntamiento de Parma, además de una larga lista de empresarios privados han contribuido a financiar los más de 8.000 millones de pesetas que ha costado la reforma del Teatro Regio, la puesta a punto del museo multimedia dedicado al melodrama lírico en el Palazzo Cusani y el nuevo Auditorio musical diseñado por Renzo Piano que estará listo el verano próximo.
Parma quiere a toda costa convertirse en la Salzburgo de Verdi aunque para ello no basta la voluntad de los poderes públicos. Pese a que las relaciones del compositor con su tierra natal (tanto Busseto como Parma) no fueron lo que se dice idílicas, a Verdi no le faltaron honores y reconocimientos en vida. Al contrario, el suyo es un caso evidente de artista profeta en su patria, porque Italia entera, superado el primer traspiés a los inicios de su carrera, se volcó en aplaudirle y mimarle. El ayuntamiento de Milán -en cuyo Gran Hotel falleció el músico el 27 de enero del 1901-, ordenó cubrir de paja las calles de los alrededores para no perturbar con el ruido del tráfico la agonía del compositor. La devoción al maestro era tal que el traslado de sus restos al asilo para músicos que él mismo había financiado, se convirtió en un fastuoso funeral de Estado. Por eso, como apuntaba ayer el crítico de un diario italiano, lo verdaderamente novedoso habría sido 'celebrar el centenario de Verdi sin una sola representación'. Porque sin necesidad de aniversario alguno sus óperas son las más representadas en los teatros líricos de todo el mundo. Arias como La donna è mobile, Va' Pensiero, Di quella Pira son estribillos familiares para millones de personas que ni siquiera conocen el nombre de su autor.
Y, sin embargo, la conmemoración del centenario de su muerte no podía pasar de puntillas en Italia. Después de la exhaustiva exposición sobre su vida y su obra del Teatro Real de Milán, de las decenas de publicaciones biográficas y musicales y de las reediciones de sus obras; después de la inauguración de la temporada de la Scala (el primer teatro italiano) con Il Trovatore, a la que seguirán once óperas del compositor este año, los teatros de Parma, Génova, Venecia y la Arena de Verona proyectan nuevas representaciones de sus principales títulos.
En el resto del mundo, la conmemoración del Año Verdi se extiende por numerosos países europeos y por Estados Unidos. La Ópera de Viena ofrece cada noche, hasta el próximo día 31, una ópera del autor. En Berlín, los festejos pasan por una acumulación de posibilidades, pues los teatros de la capital ofrecen 35 representaciones de sus óperas y el pasado jueves la ciudad fue el escenario del feliz encuentro entre la Filarmónica de Berlín, el Orfeón Donostiarra y dos coros suecos, que interpretaron el Requiem a las órdenes de Claudio Abbado. La Ópera de París tiene previsto recuperar montajes de Nabucco y Don Carlo, mientras que la Royal Opera de Londres acogerá Falstaff, La Traviata y Otello. El próximo 8 de marzo, el Met de Nueva York estrenará una nueva producción de Nabucco con Joan Pons y Maria Guleghina.
Ayer, en Barcelona, un público heterogéneo asistió al maratón de tres conciertos en el Liceo, dentro de los actos del Año Verdi, informa Belén Ginart. El precio de las entradas, de 1.500 pesetas para cada función, contribuyó al lleno absoluto de este programa que hizo un repaso cronológico de la producción completa de Verdi a través de fragmentos de 28 óperas, desde el Oberto, conte di San Bonifacio (1839) hasta el Falstaff (1893).
 Pasión por la vida
LUIS SUÑÉN 28 ENE 2001
El mundo entero celebra este año a Verdi, el compositor que se asomó solamente un mes al siglo XX, como para dar fe de su pasión por la vida. Una pasión que tiene su epítome en la Messa da Requiem, escrita en memoria de su admiradísimo Manzoni desde lo que un detractor llamaría los tópicos de su estilo operístico y un oyente más atento los logros ya cumplidos de un genio. Todo Verdi está en el Requiem, desde la evocación teatral hasta la perplejidad del alma que se pregunta por lo que habrá más allá, si es que hay algo.
El Teatro Real, que culminará su ciclo de óperas verdianas con pretexto español a partir del 30 de marzo con Don Carlo, ha considerado con acierto que la clave, digamos emotiva, de la celebración, debía ser este Requiem justo el día en que se cumplían cien años de la muerte del maestro de Busetto.
García Navarro, al mando de la Sinfónica de Madrid y su Coro casi recién estrenado, nos ha dado un Requiem ya muy madurado, más desde dentro de lo habitualmente esperable en un maestro, como él, tendente a la extroversión, con un Requiem aeternam inicial verdaderamente conmovedor, un excelente control de las fuerzas desatadas por Verdi en los momentos de mayor empuje, escasas bajadas de tensión -el Confutatis maledictis, por ejemplo- y un especial cuidado por los detalles más expresivos. Su versión no olvidó, desde luego, lo operístico pero trató en todo momento, y consiguió muchas veces, ese punto meditativo sin el que la partitura se quedaría coja.
Para una obra como esta hacen falta un coro con muchas agallas y un aguerrido cuarteto solista. El Coro de la Sinfónica de Madrid salió airosísimo de un desafío nada fácil para una formación que lleva trabajando poco más de un año. Estuvieron valientes y seguros junto a la orquesta y luciendo una limpidez admirable en esos momentos de recogimiento especial que Verdi acerca al canto llano. Son voces jóvenes, irradian frescura y no es difícil, si siguen trabajando así, augurarles un buen futuro. El cuarteto vocal -¿dónde está hoy el ideal para esta obra?- cumplió dadas las dificultades del caso. La soprano Sylvie Valaire circuló mejor por la zona grave pero llegó al final con más dificultades de las previstas dados sus buenos comienzos, quedándose en poca cosa el siempre esperado -y peligroso- si bemol agudo del Libera me. Alicia Nafé dijo su parte con toda soltura -con un dominio que le lleva casi a sobreactuar en algún momento- y mostró su clase y su oficio. Johan Botha solventó con seguridad el Ingemisco y el Hostias y Erwin Schrott, que tuvo en el Mors stupebit su mejor momento, demostró, como correspondía, su condición de todavía joven promesa. La Sinfónica de Madrid contribuyó con su entrega a los buenos resultados de este Requiem del centenario.
 http://elpais.com/tag/giuseppe_verdi/a/7
 27/08/2001 Edición Impresa El 'Requiem' de Verdi entusiasma en Santander
La versión de Frühbeck de Burgos destacó por su hondura emocional
 27/07/2001 Edición Impresa El Orfeón Donostiarra conmemora en Peralada el Año Verdi con su 'Réquiem'
El coro vasco interpretará el oratorio 'Iván el Terrible' con Juan Echanove
 28/01/2001 Edición Impresa Mil y un 'Requiem' por Verdi en Italia
Parma toma las riendas de la conmemoración del centenario de la muerte del compositor

 14/06/1987 Edición Impresa  El 'Réquiem' de Verdi cerró el ciclo inaugural del Palau de la Música de Valencia El Réquiem de Giuseppe Verdi -en dos interpretaciones, celebradas, una, ayer por la mañana, y la otra, el día anterior por la tarde- cerró el ciclo de 60 conciertos que, por espacio de más de mes y medio, se han celebrado en Valencia con motivo de la inauguración del Palau de la Música. Es el primero de los auditorios promovidos por el Ministerio de Cultura en España, que ha sido construido en colaboración con el Ayuntamiento de la ciudad.
 14/11/1982 Edición Impresa Un apasionante 'Requiem' verdiano en el Real
 http://elpais.com/tag/giuseppe_verdi/a/1


www.ateneodemusicaydanza.com

VIDEOS YOUTUBE Obra completa

Subido por el 23/08/2011. Proms 2011 - Prom 13 - Broadcast on BBC 4
Original concert on 24 July 2011 - Broadcast on 21 August 2011. Verdi's Requiem
Marina Poplavskaya - soprano
Mariana Pentcheva - mezzo-soprano
Joseph Calleja - tenor
Ferruccio Furlanetto - bass
BBC Symphony Chorus
BBC National Chorus of Wales
London Philharmonic Choir
BBC Symphony Orchestra
Semyon Bychkov - conductor

 Subido por el 21/07/2011. Verdi Requiem. Philadelphia - 1986
Susan Dunn, soprano
Ildiko Komlosi, mezzo-soprano
Luciano Pavarotti, tenor
Paata Burchuladze, bass
Lorin Maazel - Conductor

 1:30:35 Subido por el 13/10/2011 RAIUNO



1:27:59 Subido por el 22/07/2011
Direttore - Claudio Abbado
Soprano - Renata Scotto
Mezzo - Marilyn Horne
Tenor - Luciano Pavarotti
Bass - Nicolai Ghiaurev

7:05 Subido por el 15/01/2008 http://www.youtube.com/watch?v=i7K93LeP9OA
Coro Universidad de Sevilla (http://josecarloscarmona.blogspot.com.es/p/curriculum-musical.html). Coro Universidad de Leipzig. Orquesta Sinfónica Hispalense

 1:26:13  Verdi: Requiemde UCtelevision 1260492 reproducciones


Subido por el 25/02/2008 http://youtu.be/LsZEv7kAllo
UC Davis Symphony Orchestra and University Chorus Jeffrey Thomas, conducting, with Arianna Zukerman, soprano; Judith Malafronte, mezzo-soprano; Steven Tharp, tenor; David Arnold, baritone, and alumni chorus. Verdi: Requiem. Series: "Mondavi Center Presents" [6/2004] [Arts and Music] [Show ID: 8630]



1:25:35 Subido por el 04/11/2011.  Giuseppe Verdi (1813-1901). Messa da Requiem
Soprano: Barbara Frittoli
Mezzo-soprano: Luciana D'Intino
Tenor: Ramón Vargas
Baritone: Thomas Quasthoff
Wiener Singverein
Riccardo Muti
Wiener Philharmoniker
Musikverein, Vienna, 8 6/2008

 

Giuseppe Verdi en Youtube

Mostrar todos los vídeos »

 


http://www.orfeonmalaga.org/partituras.htm
Verdi, Giuseppe
 
Verdi, Giuseppe
 
Verdi, Giuseppe
 
Verdi, Giuseppe
 
Verdi, Giuseppe
 
Verdi, Giuseppe
 
Verdi, Giuseppe
 
Verdi, Giuseppe
 
Verdi, Giuseppe
 
Verdi, Giuseppe



Requiem de Verdi Giuseppe Verdi (1813–1901)
 http://www.uma.es/victoria/sinfonico.html#verdi
En esta página de internet están todos los ficheros MIDI del Requiem de Verdi. Hay versiones con una voz sola, con todo el coro y con orquesta. Aquí os ofrecemos una versión retocada por nosotros con las voces destacadas.


La obra se estructura en siete movimientos de diferente duración:
  •  Requiem y Kyrie (cuarteto solista, coro)

 Introit
Requiem æternam dona eis, Domine,
et lux perpetua luceat eis.
Te decet hymnus Deus, in Sion,
et tibi reddetur votum in Ierusalem.
Exaudi orationem meam;
ad te omnis caro veniet.
Requiem æternam dona eis, Domine,
et lux perpetua luceat eis.
Kyrie eleison: This is as the Kyrie in the Ordinary of the Mass:
Kyrie eleison;
Christe eleison;
Kyrie eleison
  Gradual
Requiem æternam dona eis, Domine :
et lux perpetua luceat eis.
In memoria æterna erit iustus,
ab auditione mala non timebit.
Tract
Absolve, Domine,
animas omnium fidelium defunctorum
ab omni vinculo delictorum
et gratia tua illis succurente
mereantur evadere iudicium ultionis,
et lucis æternae beatitudine perfrui.

  • Dies Irae 

    • Dies Irae (estribillo)
    • Tuba Mirum (bajo y coros)
    • Mors stupebit (bajo y coros)
    • Liber scriptus, (mezzo-soprano, coro)
    • Quid sum miser (soprano, mezzo-soprano, tenor)
    • Rex tremendae (solistas, coro)
    • Recordare (soprano, mezzo-soprano)
    • Ingemisco (tenor)
    • Confutatis (bajo, coros)
    • Lacrymosa (solistas, coro)
  • Domine Jesu (Offertorium) (solo)
  • Sanctus (Doble Coro)
  • Agnus Dei (soprano, mezzo-soprano, coro)
  • Lux Aeterna (mezzo-soprano, tenor, bajo)
  • Libera Me (soprano, coro)







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada